Símbolos

Publicado: Viernes, 11 Julio 2014

Bandera

Los colores de la Bandera de la Escuela Normal son el azul y el rosado. El color azul representa el cielo, el hermoso río que baña nuestras tierras del Ariari y del bello departamento del Meta y el manto de la Virgen María Auxiliadora, Patrona de la Institución.

El color rosado, representa la niñez y la juventud que se educa en nuestra Escuela Normal

Nuestra Bandera es símbolo de la Alegría, del estudio y la piedad, de la búsqueda de la verdad, de los grandes ideales que debe tener toda maestra y todo maestro para llevar esperanza a cada rincón donde se encuentra un niño al que llevaremos el buen anuncio de la palabra.

Representa además el dinamismo, el empuje y la fortaleza del estudiante salesiano, llamada a ser buen cristiano y honesto ciudadano.

 

 

 

Logo

 

 

Himno

 
I.

Adelante valiente juventud
forjadora de amor y libertad
adelante valiente juventud
Anhelante de paz y de verdad

II
El mañana de Dios está en tus manos
El sol brillará con esplendor
El amor y la verdad serán tu escudo
Adelante valiente juventud.

III
Juventud vigorosa del Ariari Con
Cristo vencerás y triunfarás.
Amarás, servirás, conquistarás
Y a Dios al mundo llevarás

IV
En María una estrella encontrarás
Como guía y camino de verdad
Con honor, con virtud y lealtad
Eterna juventud te forjarás

 

Letras:
Monseñor Luis Carlos Riveros Lavado
S.D.B. Música: Padre Jorge Schachner
S.D.B.

 

Visto: 3720

Mensajes

Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."