Presentación

Publicado: Sábado, 13 Septiembre 2014

La educación es un proceso continuo que permite a la persona apropiarse críticamente de los saberes, de las competencias, actitudes, sentimientos y destrezas necesarios para comprender la realidad, penétrala y valorar su universo simbólico y darle sentido a los eventos y circunstancias de su cotidianidad.

En este sentido la misión de toda Escuela Normal es la de formar educadores que puedan responder a los desafíos que se plantean en cada momento histórico, dado que los cambios que ocurren en todos los órdenes, como por ejemplo en las ciencias de la educación, en la tecnología, las transformaciones en las relaciones familiares y sociales, los modelos de diferentes organizaciones comunitarias y los nuevos índices económicos, a nivel mundial, aportan datos para que la escuela oriente a responder a nuevas necesidades que incluyen una visión renovada del comportamiento de los niños, niñas y de los jóvenes. Por lo tanto hoy se requiere de un maestro capaz de involucrase en la vida de los estudiantes, constructor de conocimientos, comprometido con su grupo y con la sociedad, un maestro que aprende al enseñar y enseña porque aprende.

La escuela Normal superior María Auxiliadora de Granada, institución que fundamenta su acción educativa en los principios de la pedagogía salesiana, consciente de la necesidad de contribuir en la formación del maestro que necesita el país ha actualizado el plan de estudios para el programa de formación complementaria atendiendo los requerimientos del decreto 4790 articulo 7°, del 19 diciembre de 2008, que indica que este plan de estudios deberá “estructurase en créditos académicos e incorporar las mediaciones pedagógicas que permitan dinamizar entre otros, el uso de la tecnología y de las ayudas didácticas para el aprendizaje autónomo y responsable del normalista superior”.

 Atendiendo a las orientaciones del decreto citado y con el propósito de contribuir al desarrollo de las Competencias generales se organizó el plan de estudios teniendo en cuenta tres grandes núcleos: Saber científico pedagógico, Comunicativo y Práctica Pedagógica Investigativa, alrededor de cada núcleo se integran diversos cursos, que propenden por la formación integral del futuro maestro, así como el número de créditos de cada uno de ellos.

De esta forma se busca aproximar al estudiante a la pedagogía como disciplina y como saber fundante, que le facilite herramientas conceptuales y metodológicas para que él, diferencie e integre la teoría pedagógica y la enseñanza de saberes específicos.

Como Escuela Salesiana, fortalece el desarrollo del liderazgo dado que es una de las tareas primordiales de la institución, como aparece explicitado en la Visión y en la Misión.

La experiencia ha permitido comprobar que el líder, adquiere los recursos necesarios para actuar como tal, desde los primeros años de formación escolar, hasta salir y proyectarse en los lugares donde llegue a ejercer su labor, en este caso como docente para contribuir en forma positiva a la transformación social de la región y del país.

 

                   INTRODUCTORIO

Introductorio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                              PFC I

I Semestre

 


  

 

 

 

 

 

 

 

                              

                               PFC II

II Semestre

 

 

      

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                           

                                  PFC IV

IV Semestre

Visto: 1079

Mensajes

Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."


Oración para todos los días

"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén."